miércoles, 27 de febrero de 2013

Dos Extraños



Me acobardó la soledad
y el miedo enorme de morir lejos de ti...
¡Qué ganas tuve de llorar
sintiendo junto a mí
la burla de la realidad!
Y el corazón me suplicó
que te buscara y que le diera tu querer...
Me lo pedía el corazón
y entonces te busqué
creyéndote mi salvación...

Y ahora que estoy frente a ti
parecemos, ya ves, dos extraños...
Lección que por fin aprendí:
¡cómo cambian las cosas los años!
Angustia de saber muertas ya
la ilusión y la fe...
Perdón si me ves lagrimear...
¡Los recuerdos me han hecho mal!

Palideció la luz del sol
al escucharte fríamente conversar...
Fue tan distinto nuestro amor
y duele comprobar
que todo, todo terminó.
¡Qué gran error volverte a ver
para llevarme destrozado el corazón!
Son mil fantasmas, al volver
burlándose de mí,
las horas de ese muerto ayer...


                                                                                          

domingo, 24 de febrero de 2013

Fantasía


¿Como es la imaginación de las personas?

¿Cómo funciona la mente humana?

Sin basarme en definiciones científicas

evaluando que la memoria registra

nuestro pasado

si muchas de nuestras acciones presentes

son conscientes e inconscientes al mismo tiempo

si entendemos que las emociones y los sentimientos están

en la profundidad de nuestras almas, en nuestros cuerpos

y manejan nuestra mente cuando no podemos hacerlo nosotros

que aunque los recuerdos se sumen, siempre hay lugar para más

que el presente es siempre presente más allá del pasado

Si pienso cómo fue mi vida, cómo es la tuya…

Aun así, siento que,en la complejidad de mis pensamientos, de mis emociones

y de mis sentimientos; sólo hay lugar para una fantasía

Estar desnuda a tu lado…

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

sábado, 23 de febrero de 2013

Diálogo de Besos

Cuando me besas

entiendo al fin tus silencios


tus ausencias, tus distancias 


y las respuestas que nunca tengo

 
es amor, es calma, es la unión de nuestras esencias.

Cuando me besas


me entrego a la profunda alegría de tenerte



Tu beso es mi secreto que vivirá por siempre



porque es mío, porque es tuyo


y queda en el lugar màs profundo de mi alma. 


Besos profundos, insaciables


Locos, suaves e inquietos


Dicen tanto


dicen que hay amor y deseo


dicen lo que no quieres que sepa.


Cuando me besas


soy la mujer que quiero ser


femenina, salvaje... tuya...


pasión, deseo, furia, entrega.


Entiendo tu mirada franca


aridiente y mía


que me pide silencio en un grito de amor


Cómo hacer mi vida... qué hacer...


cuando tus besos me olviden algún día...


Cuando me besas


entiendo mi vida, tu vida


y quisiera perderme en tus labios


en tu cuerpo


que ese instante sea eterno


es el principio de la creación de nuestro amor


que mis besos te digan 


que soy sólo tuya


desde siempre y para siempre...


Pero lo que más quiero y deseo es


escucharnos y hablarnos


en un diálogo de besos.



viernes, 22 de febrero de 2013

Estaciones del Amor

Cuando nunca hubo amor

¿Cambia el amor de estación?
El amor es veces como los paisajes
Con el sol del amanecer
el amor se prepara para vivir su pasión

Con el atardecer
el amor se despide sin decir hasta luego
Cuando no hay sol es porque hay olvido
Cuando llueve, hay nostalgia y el amor se va
¿Cambia el amor de estación?
El amor es amor, en primavera, otoño
verano, invierno
El amor sólo cambia cuando nunca hubo amor...

Te llevaste la Luna y el Sol

Te llevaste la luna y el sol....


A ellos todos los días le preguntaba por vos

Te llevaste mi sonrisa alverte

Mis sensaciones de mujer
Mis ganas de verte

mis recuerdos

Ya no quiero amar, ya no siento nada

Nunca podré hacerlo

Te llevaste mi alma y mi corazón

En mi alma estabas y ya no te veo

En mi corazón ardías y sólo siento frío


Un despertar, tardío pero rotundo

vueltas de personasadultas que hacían lo imposible


por desencontrarse

Vidas distintas,

Mundos que no se conectan

Sólo por mi ilusión de verte


No sé qué sentiste

Te llevaste mucho al irte

Con el tiempo te estás llevando más de lo que me dejaste

La luna y el sol que ya no siento...

Y...



¿Y si mañana no despierto?
¿Qué me llevo de la vida?

Aquel beso, aquel abrazo

Aquellos encuentros tiernos…
¿Y si mañana no despierto?
¿Qué pasará con lo que no dije?
con los besos que no me diste
con aquellas tardes juntos
¿Y si mañana no despierto?
quiero que sepas
que contigo fui más mujer y más entera
que nunca mi vida fue tan intensa
soñando siempre con tu mirada franca
con esta pasión encaprichada
en darte lo que alguna vez no pude
Pero más que nada quiero que sepas
que fuiste mi vida entera…
pero sólo quiero que lo sepas
si mañana no despierto


Victoria Ocampo






El 5 de Febrero de 1958 se crea en Argentina el Fondo Nacional de las Artes, por gestión de Victoria Ocampo.


"Mi única ambición es llegar a escribir un día más o menos bien, o más o menos mal, pero como una mujer"

Frase de Victoria Ocampo

Escritora y destacada intelectual argentina, fundó la revista Sur, vinculando así, la cultura argentina con la europea.

Perteneció a una familia aristocrática, tuvo cinco hermanas, entre las cuales, la también escritora Silvina Ocampo.
Viaja con la familia a Europa y queda encantada con París (Francia) donde viajaría asiduamente.
Luego de su casamiento y posterior divorcio, en 1916 conoce a José Ortega Gasset, siendo una gran admiradora de la inteligencia del filósofo quedando Ortega y Gasset, también muy impresionado por la personalidad de Victoria, a quien bautizó "Gioconda de las Pampas."
Se interesó por escribir sobre la desigualdad entre los seres humanos.
Victoria Ocampo, hospedaba en una propiedad de la familia a grandes intelectuales, filósofos y pensadores de la época que despertaban en ella su admiración.
Divulgó la mejor literatura de la época.
Fue presa política en 1953.
Antes de morir, Victoria Ocampo dona Villa Ocampo y Villa Victoria a la UNESCO, lugar que actualmente es frecuentado por los argentinos y por turistas extranjeros, donde pueden apreciar su historia, su jardín con árboles frondosos, su casa de estilo; con glorietas, muy típicas de la época, sus cuadros, sus habitaciones.
Esta visita puede ser guiada. También se puede degustar exquisitos tes con la pastelería muy representativa del lugar...

El Valor de una Sonrisa

El valor de una sonrisa


Conocemos, el poder de una sonrisa... para calmar a un hijo y minimizar el efecto de una tormenta, para cambiar el rumbo o el tono en la comunicación con los demás, podemos hacer sentir a quienes nos quieren y nos valoran, nuestra alegría o nuestra buena predisposición para superar un mal momento. Las sonrisas solucionan conflictos, las sonrisas también seducen. Hay personas que sólo se enamoran de la sonrisa de alguien, de ahí su poder y el significado que transmiten. No hay mayor muestra de persuación que la de una sonrisa sincera.
Algunas apenas se dibujan en un rostro porque son tristes, otras contagian y nos inundan el alma de alegría, las que despiertan una invitación a la intimidad y a perdese en ellas, las que mitigan un dolor, algunas confunden, otras nos dan la respuesta que buscábamos y también aquellas que nos invitan a ese mundo que creíamos perdido, perfecto, único para quedarnos en él, las que con su magia nos transforman y nos abren las puertas a un nuevo camino, las que descubren nuestro interior y nos hacen recordar cuanto valemos.
Todas ellas tienen en común un misterio, que como tal es difícil develar...nos dan fuerza y nos convencen que podemos seguir sin mirar atrás, que siempre se puede volver a empezar...no dejes de regalarme tu sonrisa cuando te vea...ella es la única en la que encuentro respuestas..

Sin Cuerpo


Cuando el pasado no es pasado

Cuando tu presencia sigue latente

Cuando tu ausencia también está presente

Cuando te veo a pesar de no verte

Cuando te encuentro un parecido en la gente

Cuando la gente me cuenta historias

historias del pasado tuyo que ya no es el mío

Cuando el pasado ya no es pasado

ni presente ni futuro

dime por favor cómo hacer

si no estás a mi lado

sin tus besos, tus caricias

las que pertenecen al pasado

pero siguen en mi alma

molestando a veces

ardiendo siempre

Si tu presente ya no es el mío

y tu futuro me pasará inadvertido

Qué hago con mis recuerdos

que también son tuyos

¿Qué hago con mi cuerpo

sin el tuyo?


Nunca más...


Esa noche…nuestra primer noche no la olvidaré jamas, como dos adolescentes estábamos juntos, tal vez sin saber por qué. Su mirada desataba en mí la pasión más honda y ardiente en la que nuestros cuerpos se unían… él lograba que yo me sintiera la mujer que siempre soñé ser, me sometía a un deseo irrefrenable…sólo quería ser suya, sólo gozar y sentir su goce, sentir su respiración, su perfume…la fuerza de sus brazos y cuando intentaba ser yo quien dominara en el juego amoroso, sus músculos se tensaban y sus movimientos me ganaban la partida…esa que yo quería perder. Sólo me dejaba llevar por su pasión infinita, por su forma tan masculina de hacer el amor. A la hora de amar sólo deseaba someterme a ese hombre, devorando cada instante, gozando alocadamente, desconociendo límites y prejuicios, disfrutando del hombre amado, cada una de sus miradas, de sus caricias, de sus palabras, descubriendo sin sorprenderme nuevas formas de amar, nuevas formas de hablar el lenguaje del amor con ese hombre, mi hombre que cuando me miraba lo hacía con cariño infinito.


No podía ni quería pedir más…llegaba al éxtasis una y otra vez…me sentía plena, placer, amor, pasión…una entrega desmedida de amor…se me acababan las fuerzas y nuevamente se encendían, qué manera de amar y sentir y desear…su amor despertaba en mí insaciables sensaciones, no podíamos ni queríamos dejarnos de amar, la sorpresa y la imaginación creaba en nosotros un estado de climax inabordable al que sin embargo llegábamos con solo tocarnos y sentirnos. Un deseo, una razón, un sentimiento…ser suya una y otra vez...nuestros cuerpos y mentes se diluían, se aquietaban para luego amarnos incansablemente… algo nos unía, momento a momento…nuestra infinita capacidad de amar… el deseo generaba más deseo… por momentos mi cuerpo se escondía en el suyo y luego trataba se escaparme de sus brazos en la inmensidad de la noche, aumentando su deseo de poseerme…era entonces cuando mi cuerpo pedía más, a la completa saciedad se sumaba más deseo, el sólo rozar nuestra piel encendía más fuego, más pasión, más deseo…no llegaba el final, el tiempo transcurría y nuestros cuerpos entrelazados se buscaban con desesperación para encontrarse en un mundo de caricias y deseos, ése mundo en que queríamos vivir con la inagotable inspiración para amar que sólo conocen los amantes…pero el tiempo pasó y con él el final; algo pasó, no sé bien qué pero algo pasó y no lo vi más.
Me queda algo por completar, por rescatar, lo siento así…pero lo único que puedo hacer es volver a ese lugar, a esa habitación y tratar de encontrar en ella todas las respuestas que no tengo, las razones de por qué no pudo ser y sobre todo sentir las emociones que allí quedaron, decir lo q no dije y tratar de escuchar las palabras que no escuché…es solo lo que puedo hacer.

Lazos que no unen



Cuento corto y adulto de una historia de vida

Érase una vez una familia muy unida que vivía en una casita con tejas rojas, un jardín con rosales y mucho amor en el hogar. Un día papá y mamá dijeron a sus hijos que fueran unidos toda la vida pero fue justamente la vida la que no quiso que fuera así. Hubo vueltas y vueltas, encuentros, desencuentros y tal vez, sólo tal vez, amor, pero en los descansos del camino, la dirección variaba y nunca se volvían a encontrar…pasaron los años, pasó la vida…obstáculos difíciles de enfrentar, falta de capacidad, de paciencia o tal vez personalidades muy distintas que forjaron actitudes de vida diferentes y prioridades que nunca los unía en el amor.

Llegó un día, el de hoy, que esa familia que vivía en una casita de tejas rojas, no se habla, no comparte, porque olvidaron todo lo que habían aprendido….tal vez se dejaron de querer, tal vez todos cambiaron tanto que ya no saben quienes son…todos aprendiendo a vivir... sin embargo llegó el olvido y la tristeza de que aquello tan lindo que se vivia bajo aquellas tejas rojas y que tuvo su final allí, quedando dentro de esa casa para siempre... porque los lazos que los unían no fueron suficientes para el amor…



Fuente de la Imagen

El Sillón



Estabas sentado en el sillón mientras me probaba mi vestido nuevo rosa y blanco. Había ido a la peluquería, con sandalias de taco alto y el perfume que me habías regalado hace tiempo ya...me sentía bien. Te pregunté si te gustabay contestaste con un sí neutro, indiferente... tomé las llaves del auto y esta vez sí salí sin saber a donde iría. Encendí la radio a todo volumen y manejé a toda velocidad…salí en busca de lo incierto, en busca de la nada.
Encontré un bar, al lado de la ruta, en donde paré a tomar un café neceitaba pensar. No había casi gente.
Me senté en la mesa del fondo, encendí un cigarrillo y pedí un café.
Era un lugar muy íntimo decorado conparedesempapeladas de rosa y blanco y manteles rosas y flores blancas. La música estaba muy música suave y sin querer volví a pensar en vos... en los años que llevábamos juntos, en aquella tarde cuando nos conocimos en la universidad. En las pruebas que habíamos superado y que siempre estuvimos juntos...
Traté de repasar todo lo que nos unía pero aparecía tu silencio y mi soledad, sin diálogo, indiferencia, Busqué mi celular para llamarte pero me arrepentí...estaba segura que no vendrías a buscarme- Estaba oscureciendo y ya había tomado cuatros tazas de café.
Pensaba en irme cuando se acercó un hombre un poco mayor, no mucho, y me preguntó qué me pasaba que tenía llanto contenido en mi mirada. No tenía fuerzas para decirle que se fuera,sin saberlo quería compañía y alguien con quien hablar....sí...alguien con quién hablar...
Se mostró amable y caballero. Ante mi negativa, no insistió que le contara qué me estaba sucediendo. Su forma de hablar era cálida y respetuosa, habló sobre su vida, su soledad, sus viajes, su profesión. Era un ser sensible, sincero. Habló sobre su gran pasión, la medicina, su afán deperfeccionarse y su impotenciapor no poder salvar lo insalvable.
Su trato cordial me hizo sentir como si nos conociéramos desde siempre. Tal vez sentía solo, igual que yo. Me alabó mi vestido y notó que hacía juego con los tonos del lugar. Sentí sorpresa al comprobar que no le pasé inadvertida...porque estaba ya convencida que que era insulsa, insignificante para los demás.
Me animé aempezar a hablary contarle sobre mi vida, sobre mí, sobre vos…
Un par de horas hablamos sentí que me entendía demasiado sin conocerme. Me dio su teléfono para que lo llamara, no pidió el mío.
Al despedirse me dijo que estaba feliz por haber conocido a tan bella mujer.
Volví a casa…era tarde. Me saqué las sandalias para no hacer ruido. Prendí la luz y te ví. Seguías sentado en el sillón. Todo había vuelto a la normalidad y como una noche más me fui a dormir.

Consumo de Afecto

Vamos "corriendo" por la vida sin entender que sólo logramos que la vida nos corra a nosotros. Hay muchas situaciones que pueden llevar a ésto y obviamente no soy experta como para plantear un análisis pero sí entiendo en cierta medida, a profesionales exitosos que no pueden disponer de su tiempo porque están inmersos en un sistema que no permite concesiones y creo que más allá de las ventajas que les otorga el éxito profesional son felices con su elección de vida...pero la generalidad no es ésta y sin embargo, estamos atrapados por el consumismo de productos y de un tiempo que nunca alcanza.
La vidrieras atractivas de locales de comercios de un shopping, atrae nuestra atención. Las modas, los nuevos diseños, la necesidad de sentirnos lindos, la compulsión por tener aquello que puedo comprar con dinero y está a mi alcance, tanto de mi efectivo como de mi tarjeta de crédito y hasta en ocasiones, no está a mi alcance, pero las promociones en 12 cuotas sin interés con un descuento (encubierto) del 25 %, me tienta, aunque antes de terminar de pagar esa prenda, haya dejado de usarla porque mi necesidad de consumo requiere una nueva, o varias nuevas, poniendo en peligro mi economía.
¿A qué responde este mecanismo? Reitero que no soy experta en el tema, sólo me he interesado en leer algunos autores. La respuesta más primaria es que responde a tremendas carencias afectivas, la falta de comunicación con nuestros pares, insatisfacciones laborales y a un lento crecimiento en nuestras capacidades de adaptación a frustraciones que se presentan con frecuencia.
Es difícil detenerse y pensar qué me está pasando en las relaciones afectivas justamente cuando el afecto no es tal, por qué no puedo relacionarme con un par mío como quisiera, por qué no obtengo el éxito merecido en mi trabajo y así muchas situaciones más, como la relación con mis hijos, la relación con mi cuerpo y mi salud y la falta del indispensable equilibrio para vivir.
No vivimos en una sociedad que nos ayude a convivir con el otro y con nosotros mismos en armonía y además, el consumismo está instalado como un monstruo que nos acecha constantemente, la tecnología que reemplazó con la comunicación virtual a la necesidad de estar en contacto directo con un amigo, de verlo, de sentirlo y por último al temible consumo de afecto, tal vez sin darnos cuenta "vendamos" afecto para recibir el del otro. En verdad, no se puede dar lo que no se quiere recibir. Podemos desear una vida de ensueño a alguien que sin embargo no es receptivo a nuestro deseo. Tal vez queremos así, llamar su atención, que nos tengan en cuenta, en fin..."consumir" el cariño a un costo muy elevado... sobre todo sería bueno entender que el cariño no compra ni mucho menos se consume...

El Antes y el Después


Antes, no sabía amar así...locura...desenfreno

Mi vida era tranquila, más que previsible
el camino era seguro y se respiraba armonía
y en un racimo de recuerdos estabas vos
El "antes" inevitablemente se tropezó con el "ahora"...lo
que fue y lo que es
Un ahora loco, sin control, con vértigo
besos y caricias que nos debíamos
dos personas distintas, difíciles y con miedo a amar
Pero el después llegó y ya es parte del hoy...no estás conmigo... no más.
ahora otro recuerdo se suma a los de ayer,
aquel reencuentro lleno de vida, y la confianza por conocernos.
El antes....el después
¿Quién sabía cómo sería hoy? ¿Vos?
Yo no...

Usted.



Usted, que nunca sabrá si fue tormenta o la calma, que no me dejó mostrarle quien soy, que entró a mi vida sin que yo lo quisisera...usted que nunca entendió que luché por un pasado que casi no existió ni llegó a ser un instante de mi presente, de mi realidad ...usted a quien yo daría mi vida entera por verlo, disfrutarlo, retenerlo en mi alma hasta que la vida nos vuelva a encontrar, usted no sabe lo importante que es para mí... Y yo...yo tampoco sé si fui su tormenta o su calma pero sí sé con que nunca fuí quien soy, si la de ayer, la que sufrió, la que se superó, ensamblando el hoy y las huellas del ayer...yo, que entré en su vida pero no pude abrir la puerta de su alma, me tropecé, me caí, me lastimé y seguí caminando, lloré, defendiendo lo indefendible, una llamita de amor que ud. apagaba cada día, cada noche con sus ausencias...y yo...yo le daría mi vida entera....llevo años haciéndolo sin que ud. lo advierta, siguiendo su sombra, a la distancia, callada, sin poder hablar, sólo escribir para mí, para quien más y yo, ...yo quisiera compartir sólo un día de su vida, sin el sol ni la luna, en secreto, burbujas y caricias de quien lo ama...usted...usted....se llevó mi vida entera... y si aún lo supiera, no le llega, no le importa o no le atrae... así es Usted...


                                                                                    

Pintando la Vida



Hemos transitado muchas emociones, tanto en la alegría como en la tristeza, al iniciar nuestro camino con ustedes; y hemos enfatizado en la importancia del color de la vida, aquel con el que elegimos ver cada día, más allá de nuestras limitaciones que serán aún más limitadas-valga la redundancia- cuando seamos concientes de nuestra abundancia, en lo que nos rodea y más que nada en nuestro interior.
Así, cuando elegimos un color para ver la vida, un color lindo acorde a nuestros diferentes estados de ánimo, vemos todo distinto y con un sentido de alegría y el sentimiento de querer convencer a quien está a nuestro lado que elija ver la vida igual que nosotros, desde su lujar, más allá que no pueda o no quiera.
Elegir ver el color de la vida es sencillamente disfrutar y entender que el dolor más grande, la decepción más fuerte, el abandono, la frustración, etc. puede minimizarse si tratamos que se tiña del color de la vida y termine minimetizándose con él. Es algo así como estar en un hermoso paisaje, sintiéndonos parte de él, porque estamos en él y sentir que sería distinto sin nuestra presencia.
No es bueno ausentarse de la vida, parece ilógico decirlo, pero en verdad, no es bueno meternos para adentro sin mezclarnos a veces en el bullicio del tumulto o en la serenidad y paz tal como elijamos en cada momento.
Dicen que hay colores que producen una profunda transmutanción en nuestro espíritu. Creemos que los infinitos colores de cada momento que vivimos nos llegan al alma para colorear una tristeza y pintarla de alegría. Infinidad de Besos...

Un noche inolvidable en el Teatro Colón






Por su tamaño, acústica y trayectoria, el Teatro Colón de Buenos Aires, es uno de los más importantes del mundo y preferido por artistas internacionales. La Opera está considerado como uno de los cinco mejores del mundo, por su espectacular acústica.
Se lo puede equiparar perfectamente a la Scala de Milán y a la famosa Opera de Paris.
En el año 2006 fue restaurado integralmente y modernizado en su tecnólogía, en una obra sin igual, recuperando su brillo y majestuosidad y conservando su acústica tan valorada por el público y artistas de la música.






El siguiente es un una página oficial de Teatro, donde encontrarán la programación.
http://www.teatrocolon.org.ar/es/

Sábanas color Rubí

 

Ayer por mañana, busqué aquéllas sábanas para cambiar las que tenía puestas en mi cama. Mientras las buscaba pensaba que aún conservo las fragancias de mi adolescencia: el sol en las sábanas almidonadas con aroma a jazmines y rosas que mamá les colocaba…qué placer acostarme en aquella cama de la casa de San Fernando.
Intenté situarme nuevamente en esa época tan bella de mi vida, y compré fragancias de canela, rosas y sándalo, otras de lavanda y enebro y por último de gardenia y notas de flores blancas. Antes de ducharme y vestirme para empezar la jornada, dejé mi cama con mis sábanas de satén color rubí y las perfumé con esencias.
Las últimas noches había tenido un sueño intranquilo y  por momentos sobresaltado debido a trabajo atrasado, compromisos y el cansancio aumulado de varios días de intenso calor. Necesitaba un noche de descanso profundo y reparador en un ambiente especial… mío…
Hoy tuve otro día raro, difícil, injusto… de esos que quisiera borrar…llego apurada y ansiosa a casa, y luego de cenar y escuchar música…me acuesto a dormir entre mis sábanas color rubí…pero la premura por dormir no me permitió conciliar el sueño…
Sin saber por qué, mi primer pensamiento fue aquella tarde cuando compré las sábanas y no sé por qué extraña razón me inquieté al recordarlo. Había elegido la mejor y la más cara…la pagaría  pagarla en cuotas, pero valdría la pena dormir en sábanas de satén… había algo más y no podía recordar y no insistí en hacerlo. Pensé en todos los momentos vividos, felices por demás y otros muy  tristes y entendí que la vida gira a veces más rápido que uno, que el ayer se confunde con el hoy y con el mañana y no quería más perderme en ella…seguía sin poder dormir y en mi mente surgían imágenes de cuando era adolescente, las de mi casa, linda  grande; el jardín con árboles frondosos y los rosales que papá había plantado en el invierno  para obsequiarle a mamá todos los días una rosa ... cuánto los amé y cuánto los extrañaba…recordé mi casita de muñecas…mis hermanos, mi familia….toda una vida juntos y otra vida separados sin entender por qué…o sí…no….sin entender…
Luego salté a mis años de facultad y entre recuerdos del primer y gran amor, las primeras llamadas telefónicas que recibía de un chico…las tardes prolongadas de sol en el jardín…otra vez aparecía el recuerdo de aquellas sábanas de mamá… eran sin duda más lindas…éstas eran de raso pero no eran las de mamá… tampoco vería al despertarme por aquel ventanal los arbustos de corona de novia durante el verano o las Santa Rita fucsia ni aquellos desayunos en la bandeja de madera y mimbre, con una cuidada y suavemente perfumada carpetita de hilo de mi abuela, jugo de frutas, tostadas con mermelada y café…aquél que nunca más pude saborear…
Se me llenaron los ojos de lágrimas, nunca sería igual…nunca.
No puedo explicarme cómo ni por qué al fin recordé por qué compre mis sábanas de raso, las que usaría esta noche, la alegría al comprarlas, guardarlas y estrenarlas…y tu imagen y tu mirada me sacudieron, me inquietaron más aún porque aquella tarde de fin de año no viniste a verme después de tanto ...sonreí pero con lágrimas y me despedí de tu recuerdo y de aquellas sábanas de raso color rubí que no usaría más...

Improntas


Una familia de ensueño
inocencia y alegría
sueños por cumplir, proyectos ambiciosos
pérdidas irreparables
Dolor y angustia que no ayudan al olvido
Elecciones, equivocaciones no gratuitas
Pruebas de fe…muchas, muchas
Inevitable confrontación de un presente
con el pasado
Necesidad de ser finalmente feliz
Éxitos efímeros, fracasos eternos
Momentos que
no quieren instalarse en un presente
Recuerdos que permanecen eternos
Deseos que anhelan tener presencia
Improntas que marcaron mi vida
las mismas que tus besos borraron…

Ausencias


¿Por qué acepto tus ausencias?

Será porque entendí que las presencias físicas no perduran
Que nadie está presente o ausente
o que no hay ausencias o presencias
Sólo un amor que no se olvida
Pasión, deseo y sueños...sólo sueños
¿Por qué acepto tus ausencias?
Será que mi razón ya no da  lugar a que el corazón se exprese
y muy a mi pesar,
tu ausencia me enseña a vivir sin vos
¿Por qué acepto tus ausencias?

Almas Gemelas



Te vi aquel día y entendí lo mucho que teníamos en común, me contabas tu actuación en las ciencias, premios que galardonaban tu vida, viajes y tu esposa con siete hijos, todas esas “simples” cuestiones y algo más era lo que necesitaba una mujer con una vida tan monótona pero milagrosa como la mía: hacía milagros para llegar a fin de mes.
Le contaba a mis amigas, lo magnífico y sexy que eras, cómo habías cambiado mi vida desde que te conocí y mi constante deseo de saber de vos.
Esa tarde, fui de compras…habíamos quedado en vernos y me quería sentir como Hera, como Cleopatra, como la Venus de Milo, como la Mona Lisa….no esa no….
Pero se complicó aquella tarde de compras, nada me gustaba, nada se ajustaba a lo que quería lucir ante tus ojos, que al fin te dieras cuenta de la “loba” que había dentro de mí, de la exquisita mujer que habías conocido, mezcla de mujer salvaje y de una estricta intelectual….siempre quise ser una mujer sensual con dotes artísticos, esta vez tenía que lograrlo…después de tantos años de no encontrar alguien afín a mis características, no podía dejarte escapar, no había forma de que lo hicieras, eras mío y tenías que entenderlo…
Después que había terminado de arreglarme y me había dado el último revoque con maquillaje, el perfume importado con notas blancas para parecer más juvenil pero con esencias eróticas de Malasia, brillos, polvo y parafina, chimichurri, incienso y fijador laca para que dure toda la noche….(debía preverlo todo), en ese preciso momento me llamaste….Pensé que eras por demás caballero, que lo hacías con la intención de avisarme que venías, pero sobrepasaste mi expectativas, fuiste por demás atento ya que te tomaste la molestia de avisarme y extrañamente no pasarías a buscarme. En fin… imaginé tu día extenso de reuniones que habían complicado tu actividad…
Me saqué cuidadosamente las medias de red que me había comprado, la pollera ajustada de cuero elastizado y la camisola de diseños búlgaros negros y plateados…quise estar fina y discreta para estar a tu lado, el salvajismo lo llevaba dentro y pronto lo reconocerías. Luego de sacarme las botas plateadas con plataformas de corcho, me quité el maquillaje, me duché ducha y por fin fui a dormir y a soñar contigo, eras perfecto, el hombre que siempre soñé...
Estuvimos cinco meses sin vernos, pero siempre me llamabas para avisarme que no podías acudir al encuentro, tu atención cada vez me obnubilaba más, eras tan viril y tan masculino, no podía pedir más.

Cierto día se me ocurrió pasar a buscarte, esta vez había ido a una asesora de imagen que me había diseñado un nuevo look: un traje pantalón de franela gris, una despeinada cola de caballo y anteojos de Cereza Calandria. Para esta ocasión, usé un perfume de jazmines, tacos de aguja una cartera Chantel.
Iba con un número considerable de bolsas en las que había puesto mi ropa y la idea era que el encuentro tenía que ser casual…Y en mi tarde de shopping , ops! te veo, a una cuadra de distancia, a la salida de las oficinas de tu empresa. Había olvidado mis anteojos para ver de lejos y la idea en realidad era no usarlos…venías caminando en mi dirección…divino…de traje gris, más delgado, con un tono bronceado en la piel, con esa mirada profunda y sensual me miraste y me dijiste casi taladrando mi alma: “¿Lucía que haces por acá?”
Entre temblores y sonrojos te expliqué que había ido de shopping y que casualmente pasaba por allí, te di un abrazo cordial y te dije lo feliz que me hacía verte, me dijiste lo mismo en un tono muy sincero y muy tuyo. Sin embargo, no llegamos a hablar mucho cuando de repente una pelirroja despampanante de 25 años escasos se te acerca y te dice: “es tu mamá?”
Como siempre y en forma muy distinguida me presentaste a tu Lucía…¡se llamaba como yo….sabía que las almas gemelas existen…!








Historias de Amor con Final Feliz



Si pudieramos pensar que todas las historias de amor tienen un buen final, todo sería mas simple y saludable.
Es verdad que hay “relaciones” y “relaciones”...a cualquiera le duele entender  que la otra persona jugó y mintió en sus sentimientos, en ciertos casos. Pero si pensamos que todo en la vida es parte de un juego, que aunque suene mal, las personas “negocian” hasta en los sentimientos, para poder llevarse razonablemente mejor, si entendiéramos esta parte real  de la comunicación, todo sería más simple. 
Por supuesto no hablo de las relaciones guiadas por  el corazón de ambos  integrantes de la pareja, donde hay sentimiento puro y disfrutan del otro y así van construyendo su historia, que crece, madura y llegua al alma de quienes lo viven.
Tal vez el error se da cuando alguien nos dijo alguna vez: "forme la pareja que pueda no la que quiere," sobre todo cuando de personas adultas se trata.
Yo no creo que  "la vida se vive como puede o como se quiere," creo que son dos conceptos que no son absolutos bajo ningún punto de vista. Querer vivir de tal forma, o vivir como se pueda, a mi criterio son ideas un tanto “pobres” de  entender la vida.
Es cierto y más que lógico, que no se puede obligar a sentir  y  lo que no se siente, no nace ni se gesta en corazón de alguien, por más buenas personas que sean los dos.
 La clave es “darse cuenta” que no hay que insistir y  cuanto más pronto suceda es mejor para los dos. 
Todos somos diferentes, pensamos distinto, y sentimos o no, lo que provoca una desigualdad en el encuentro o peor,  nunca se logra ese encuentro vital en una buena relación.
Pero si pensamos en nuestra capacidad de elección, que podemos terminar una relación con armonía, y no pensar mal de la otra persona, sino que todo es aprendizaje de vida y que finalmente entendamos lo que "queremos  vivir ", seremos nuevamente libres no sólo de lo que el otro no siente sino de nosotros mismos y de  nuestras trampas que nos hacen creer lo que no existe y tal vez nunca existió.
Lo fundamental sería  para que una historia de amor tenga  final feliz y sería feliz porque se deja sufrir,  es la sinceridad de ambos.
 Toda experiencia de vida mala o buena,  es experiencia de vida, significa que se vivió y se jugó, equivocándose o no  y así se entendería que cada etapa de la vida, así concebida,  tiene un final feliz... todos lo besos y más...

                                                       

Malba Museo de Arte Latinoamericano de Buenos Aires. Fundación Constantini.

Literatura | Programación actual


 

 ....
REPROGRAMADO - Curso. Manuel Puig: ocho novelas. Por Daniel Link.
Jueves 7, 14, 21 de marzo, 4 y 11 de abril, de 10:30 a 12:00. Biblioteca. Costo: $450. Jubilados y estudiantes con credencial: 20% de descuento.

Inscripción en recepción a partir del 1 de diciembre, de lunes a domingos (inclusive feriados, excepto los martes) de 12:00 a 19:30.


La obra de Manuel Puig (1932-1990) ha concitado una sostenida atención por parte de la crítica desde los tempranos estudios de Josefina Ludmer, Héctor Schmucler, Ricardo Piglia, Emir Rodríguez Monegal, y Severo Sarduy, entre otros. .....

...La publicación de los epistolarios de Manuel Puig y algunas piezas menores de su archivo literario permitió completar una “imagen de autor” ya muy diferente del “alienado por el cine” que funcionó como uno de los lugares comunes de la crítica especializada o cotidiana. ...
El curso propuesto se suma a una serie de acontecimientos que podríamos poner bajo el mismo gesto, el “retorno amistoso del autor” que Roland Barthes festejó por los mismos años en que Manuel Puig comenzaba a realizar las entregas sucesivas de una experiencia radical de escritura que hoy reconocemos como su “obra”....

....Puig fue (lo sigue siendo) un maestro de escritura, y por eso se siguen colocando a sus novelas entre las mejores novelas argentinas de todos los tiempos. No hace falta detenerse demasiado en este punto. Nos gustaría insistir, en cambio, que lo que Puig hizo pasar por su escritura fue una sofisticada investigación (y una presentación: lo que Puig nos presenta) del modo en que se correlacionan juegos de lenguaje y formas-de-vida. “Imaginar un lenguaje”, Puig lo supo como nadie, “significa imaginar una forma de vida” ...

...Si se escucha con atención lo que Puig está diciendo, no puede haber malentendidos: no es que los personajes representen a Puig (porque compartan su lenguaje y sus gustos). Muy por el contrario, es Puig quien ha decidido anonadarse para compartir el universo que ellos habitan (sea éste cual fuere). Jamás la literatura obligó al autor a una ascesis semejante, a un renunciamiento tan radical. ..

...La literatura nunca fue para Puig un programa estético (una máquina de hacer novelas) sino, sobre todo, un dispositivo ético: la manera de analizar (postular, rechazar) formas de vida y formas de vivir juntos. Imaginada entre Roma, Nueva York, México, Río de Janeiro y Buenos Aires, la obra de Puig es el despliegue obsesivo y sistemático de una misma y única pregunta: ¿cómo vivir juntos...?

.
...
Lecturas
Clase 1.
La traición de Rita Hayworth.
Clase 2. Boquitas pintadas y The Buenos Aires Affair.
Clase 3. El beso de la mujer araña y Pubis angelical.
Clase 4. Maldición eterna a quien lea estas páginas y Sangre de amor correspondido.
Clase 5. Cae la noche tropical. .."





Informes
literatura@malba.org.ar (ver en el link el texto completo)
4808 6545/ 6560

Salvatore Donadío

Videos

Loading...