jueves, 12 de abril de 2012

Negar o Aceptar

"Lo que niegas te somete. Lo que aceptas te transforma". C. G. Jung.


¿Pasamos por la vida negando o aceptando? ¿Creyendo olvidos o esperanzas?
Jung nos dice, lo que niegas te somete, lo que aceptas te transforma. No pretendo ni por asomo hacer un análisis del prestigioso médico psiquiatra y psicoanalista  C, G. Jung, sólo pensar sus palabras en mi vida cotidiana.

Es verdad, sin lugar a dudas, lo que niego me somete, pero el sometimiento es a mí misma, a no darme la oportunidad de crecer.
Pasamos la vida y no vemos las realidades que ella nos va pintando día a día. 
Creemos en situaciones inexistentes y apostamos a ellas,  no damos lugar a la reacción, a darnos cuenta,   nos sometemos. Que un trabajo no nos hace feliz, que una carrera la elegimos pensando que sería otro su sentido y nos equivocamos, nos sometemos a nuestras creencias, no queremos "retroceder" en lo que finalmetne sería un avance  en nuestro desarrollo personal.

Muchas veces inventamos sentimientos que no son compartidos, volamos por encima de cualquier galaxia cuando nos dicen una palabra cariñosa. Viajamos a la Luna, a Marte, y ya que estamos a Saturno y llegamos Urano, y Urano nos golpea, nos echa a patadas  y caemos en la Tierra...surprise...tuvimos que hacer  tremendo viaje interplanetario para darnos cuenta.¿.por qué? Porque negamos, nos sometemos..
Esto que vivimos pede desaparer instantáneamente  dando lugar a  la reflexión y al convencimiento de una existencia feliz, que nos da vida...por qué? Porque aceptamos y al decir de Jung nos transformamos. ¿Qué aceptamos? Que todos somos diferentes y que cada uno siente diferente, que las experiencias de vida nos dan más experiencia y por lo tanto más vida.
Alguien me dijo cierta vez que si uno sabía encontrarle la vuelta a la vida, vivir es un chiste. Es un concepto demasiado simplista para entender la vida, pero no está mal...sí, puedo decir que todos hacemos la historia de nuestra vida y podemos  transformarla sin límites y hacer de ella,   una maravillosa historia de vida, porque la vida no es ni más ni menos que VIDA


lunes, 2 de abril de 2012

Platón




La sabiduría es la habilidad desarrollada a través de la experiencia, la iluminación, y la reflexión para discernir la verdad y el ejercicio del buen juicio. Muchas veces está conceptualizada como un desarrollo avanzado del sentido común. La mayoría de los sicólogos y sicoanalistas se refieren a la sabiduría como un concepto distinto de las habilidades cognitivas medidas a través de pruebas de inteligencia. La sabiduría tampoco se puede enseñar, sino que se desarrolla fundamentalmente a través de la experiencia, y en la práctica está asociada con la virtud de la prudencia. De esta forma se la asocia con personas que llevan una larga vida. Es así como la sabiduría es considerada tanto por la cultura, la filosofía (de hecho viene de "filo", que es amigo o buscador, y "sofía", que en griego es sabiduría)  y la religión como una virtud, la cuál permite ser utilizada para promover el bien común, más allá de la propia satisfacción personal.
Más allá de la experiencia, mencionada en el párrafo anterior como condición para desarrollar la sabiduría, las distintas corrientes filosóficas de la historia plantean distintas vías para alcanzarla. Los antiguos filósofos griegos relacionaban la sabiduría con el coraje y la moderación. En los diálogos del filósofo Platón, se la menciona como conocimiento del bien y el coraje para actuar consecuentemente. En la Iglesia Católica en tanto, se la asocia con la justicia, el coraje, y la moderación, como una de las cuatro virtudes cardinales. Los holísticos en tanto, sostenían que las personas sabias eran aquellas que se alineaban con la naturaleza del universo. Por otro lado, en la filosofía oriental, el filósofo Confucio sostenía que se podía aprender de tres métodos distintos: la reflexión (la más noble), la imitación (la más fácil), y la experiencia (la más amarga). Buda en tanto afirmaba que la virtud de la sabiduría consistía en tener una buena conducta del cuerpo, así como buenas conductas verbales y mentales. Lo más interesante de ésta filosofía es que se plantea que las personas sabias hacen acciones que no son placenteras pero que dan buenos resultados, y no hacen acciones que por más que sean placenteras producen malos resultados. En la filosofía taoísta se afirma que la sabiduría consiste en saber qué decir y cuándo decirlo.
Más allá de la concepción que tienen de la sabiduría las distintas corrientes filosóficas, es indudable decir que es un pilar fundamental para el desarrollo espiritual del hombre, y que por lo tanto es necesaria practicarla y ejercitarla para así poder desarrollarnos como mejores personas.
Un ejmplo de sabiduría tan antiguo como Platón y que aún no sabemos aplicarlo (me incluyo...)
Infinidad de besos...












Salvatore Donadío

Videos

Loading...